Saltar al contenido

El modelismo naval

empezando en el modelismo naval

Si te gusta el modelismo naval, o tienes curiosidad estas en la sección correcta, así que solo tienes que seguir leyendo y viendo los diferentes vídeos para ir aprendiendo y encontrando técnicas, ideas y algún plano

Todos tenemos diferentes pasatiempos. A algunas personas les gusta ver series, a otras les gusta ver películas o leer.

Sin embargo, otras personas llevan su hobby al extremo y lo convierten en una fascinación total. Inclusive, en un trabajo.

En este sentido, el modelismo naval se basa en una colección y en la recreación de barcos. Dichos barcos pueden ser de exhibición, y otros barcos pueden ser para ponerlos al agua.

Son miles de personas quienes se dedican a esto veinticuatro horas al día, pues hay quienes deciden fabricar su propio barco (con planos) desde cero. Lo cual puede tomar más de 8 meses.

Si deseas conocer mucho más acerca de el modelismo naval ¡Sigue leyendo y descubre todo!

¿Qué es el modelismo naval?

El modelismo naval no es más que la recreación de estructuras de barcos reales, sólo que en un tamaño miniatura.

Dichos barcos se ubican, generalmente, en una maqueta, y se tienden a coleccionar o vender.

Por otra parte, hay otros barcos que no son estáticos, sino que más bien tienen movimiento y funcionan en el agua. Este tipo de barco se tiende a emplear en competencias alrededor de todo el mundo.

Origen del modelismo naval

Inicialmente, la función principal de esta actividad es actuar como modelo y molde para posteriores naves industriales.

Este arte es tan antiguo que los primeros modelos descubiertos se remontan a la época del año 2000 a.C.

En Egipto, era muy habitual realizar réplicas o modelados de plantas y también de animales. Asimismo, el modelado naval no fue la excepción. Pues, se encontraron modelados de barcos egiptos para este año a.C.

Por otra parte, también el modelismo naval se encontró en la tumba de los cubiertos de Tutankhamon que aparecieron en Caldea en el 3.000 a. C.

Como vemos, la utilización de estas reproducciones para temas relacionados con el mar viene de muchos años atrás. El modelismo no es algo tan nuevo como muchas personas pueden llegar a pensar.

La reproducción de barcos a escala era desarrollada por modelistas navales artesanos y artistas especialistas en este tipo de actividades.

En el ámbito religioso, se dice que están construidos para cumplir las promesas de marineros y marineros que superan situaciones peligrosas.

Por lo general, hace años estos barcos se construían y luego se colgaban de los techos de iglesias y ermitas, que se pueden ver en muchos pueblos de Guipúzcoa. Evidentemente, este acto estaba asociado directamente con mitos y religión.

Por otra parte, los modelos a escala de la Armada no se han utilizado en la construcción naval hasta hace poco. Sirven como planes y pautas para la mejora del proyecto, y están totalmente fabricados, divididos en partes o fragmentos.

Tipos de modelismo naval

El modelado naval incluye la construcción de modelos de barcos a escala, con dos tendencias principales.

Una de estas tendencias es el modelado estático, el otro es el modelado navegable, el cual como su mismo nombre lo indica, se trata de estos diseños de barcos con movimiento que funcionan en el agua.

Si estás interesado en el modelismo naval, y quieres crear tu propio barco, a continuación te hablaremos un poco más acerca de qué tipos de modelismo puedes fabricar de forma sencilla.

Modelismo estático

Este tipo de modelo tiene como objetivo hacer que el modelo reducido sea lo más parecido posible a barcos reales, existentes, por lo cual conservan muchísimos detalles en relación al barco real.

Básicamente, hay dos formas de representar al barco estático en escala, puede ser mediante un Fullhull o mediante Waterline.

El primer tipo de modelo conserva todos los detalles al pie de la letra, y generalmente el barco se ubica en una base de madera para mantenerse intacto.

ejemplo de modelismo naval fullhull
Un ejemplo de fullhull en modelismo naval

Por otro lado, el modelo Waterline no contiene tantos detalles exactos. Se trata de un modelo más dinámico. Y de referencia a su nombre, se ubica el barco sobre una base que simula ser un mar.

modelismo naval waterline
Ejemplo maqueta Waterline

Sin importar qué modelo sea, este tipo de barcos estáticos, suelen encontrarse mucho en museos, también, en casas de compra y venta. Dependiendo del modelo y de la cantidad de detalles que pueda tener, variará su precio.

Para recrear este tipo de barco, sin duda necesitarás de varios materiales. En caso tal de que desees recrearlo desde cero.

Asimismo, puedes encontrar en páginas como Amazon kit para construir tu barco, y adicionalmente, necesitarás pegamentos, pinceles, pinturas y, por supuesto, la base donde lo montarás.

Modelismo Navegable

Ahora bien, los barcos navegables son los que más abundan. Se pueden utilizar con un control, y se pondrán a funcionar en el agua.

Hay quienes dedican realmente mucho tiempo en añadir e incorporar detalles a esta clase de barcos. Dichos detalles son, por ejemplo, proyectiles, cañones y chimeneas que expulsan humo. También, pueden agregarle sonidos reales.

En el diseño del modelo navegable, se pueden tener dos tipos de barcos: Uno listo y fabricado (el cual lo puedes adquirir en tiendas yo en internet ya listo para utilizar) o por el contrario, uno fabricado por ti mismo. Dicho barco deberá ser diseñado a base de madera.

Incluso, si lo deseas, puedes adquirir un kit de preparación de embarcaciones que se puede usar para ensamblar piezas.

¿Qué necesitas para iniciar un modelismo naval?

Herramientas o instrumentos sencillos son los necesarios para iniciar el modelismo naval, esta lista es a groso modo un resumen de lo que se puede necesitar, también algo de ingenio para agudizar las ideas para los posible problemas que pueda surgir en el montaje:

Lija: Una lija fina o varias de diferentes grosores no vendría nada mal para tener en el futuro.

Madera: Lógicamente para poder plasmar los planos en material que usaremos mayormente que será madera.

Cuchilla o cúter: Para poder cortar materiales blandos o marcar, un buen cuchillo puede hacer esta función.

Alicates: Para apretar o sostener alguna pieza mientras que trabajamos con ella, Pudiendo ser diferentes según sus puntas o tamaño.

Una base resistente: Para poder trabajar encima de ella sin tener miedo a pintar, quemar, o dejar marcada la mesa que utilicemos como banco de trabajo.

Accesorios: Pueden ser desde pequeñas cuerdas, para velas y amarres marineros hasta anclas, candiles, timones…

Pinturas y pinceles: Para dar color a nuestra maqueta de barco, nada mejor que pinceles de varios tamaño y diferentes colores de pintura.

Ten en consideración que los materiales pueden variar dependiendo de si tu barco será estático o navegable. De cualquier manera os dejamos un vídeo muy interesantes de la Herramientas Básicas del Modelismo Naval…

¿Por qué gusta el modelismo naval?

El modelismo naval le apasiona a muchas personas. De acuerdo a lo que se mencionó anteriormente, inclusive existen competencias en las cuales las personas presumen su mejor barco.

Por otra parte, hay quienes se dedican a ello como un trabajo. Y de hecho, venden sus barcos a un precio elevado. Dejando así, una notable ganancia.

No cabe dudas de que el proceso de construcción es muy único y divertido. Además, te tomará bastante tiempo si deseas que tu barco cuente con muchos detalles.

No lo pienses más y empieza con tu diseño de barco ¡Adquiere tus materiales y ponte manos a la obra!