Saltar al contenido

El mejor aerógrafo para modelismo 2020

octubre 10, 2020
encuentra el mejor aerografo

Todo sobre el Aerógrafo

Si te apasiona la pintura, la creatividad y el arte, quizás tu mejor amigo sea el aerógrafo. Esta increíble máquina es el mejor acompañante que todo artista puede tener.

Desde hace años, los pintores dedicaban largas horas con sólo 1 pincel, y con el mismo, podían crear obras de arte, sólo si aplicaban una técnica correcta.

Para ninguna persona es un secreto que cada vez avanzamos más con respecto a las herramientas (de cualquier tipo), y cada vez en el mercado surgen nuevas herramientas que facilitan nuestro trabajo. Sin importar cuál sea.

El aerógrafo es un distribuidor de pintura a gas, es decir, la pintura sale de forma gaseosa, y puede pintar desde paredes, suelos, metales, y por supuesto, cuerpos ¿Quieres conocer más acerca de esto?

¿Qué es un aerógrafo?

Inicialmente, el aerógrafo no es más que una herramienta encargada de distribuir pintura de manera uniforme y simple. Está fabricado a base de acero inoxidable, y posee boquillas especiales para esparcir la pintura de forma pulcra.

Asimismo, el acabo es bastante similar al que puede dejar la pintura en aerosol, sólo que con un poco más de cobertura y capa. De igual manera, funciona muy simple, pues se trata de una pistola que al apretarle, esparce la pintura.

El trabajo con esta pistola es realmente muy rápido y sencillo. Es capaz de dejar un efecto totalmente liso en cualquier superficie, y además con buena cobertura de color.

De esta manera, es posible pintar cualquier superficie en cuestión de pocos minutos. No te expondrás largas horas al sol, y no te cansarás los brazos.

¿Para qué se puede utilizar?

Conviene destacar que, se puede utilizar para pintar muchas cosas. Desde paredes, hasta suelos, bancos, maderas, murales, carros, y metales.

Asimismo, también es el mejor amigo de los maquilladores profesionales, pues esta pistola de pintura permite aplicar la base en las pieles de manera uniforme, sin perder mucho tiempo difuminando. La piel puede verse natural o con cobertura bastante alta.

También, un poco en relación con lo anterior, sirve para Body Painting, o maquillaje de cuerpo.

Por otro lado, esta máquina se puede implementar para otras ocupaciones, como por ejemplo para la taxidermia y para realizar tatuajes profesionales.

Orígen del aerógrafo

Se dice que el primer aerógrafo tuvo lugar en 1879, creado por Abneer Peeler, un famoso joyero que creó esta máquina y la denominó “Distribuidor de pintura». Con ella, solía darle divinos colores a sus joyas.

Sin embargo, el aerógrafo alcanzó su fama en 1893 gracias al acuarelista norteamericano Charles Burdick.

Inicialmente, desde que Charles Burdick introdujo el aerógrafo, los críticos no consideraron el aerógrafo como una herramienta para crear arte.

Para este momento, era incluso una ofensa, pues se consideraba que era una especie de “Trabajo fácil» desacreditando así, las horas que podría tardar un pintor con sólo un pincel común.

Esto no es sorprendente, porque en el pasado, cualquier persona más allá de la academia fue descalificada, al igual que la mayoría de las tendencias artísticas como el impresionismo.

Sin embargo, la situación cambió en la década de 1960 después de la llegada del Pop Art, un movimiento artístico inspirado en la publicidad y las imágenes artísticas comerciales.

Para este momento, este distribuidor de pintura se empezó a considerar mucho más.

Este nuevo arte ofrece a Marilyn Monroe exclusivos retratos de imágenes públicas como desnudos, los cuales se consideraron arte.

Tipos de Aerógrafos

Por otra parte, existen varios tipos de aerógrafos. De acuerdo a esto, a continuación te calificaremos los más usados e importantes:

Aerógrafo de acción simple: Poseen un precio promedio de 23 Euros, son muy baratos y fáciles de conseguir.

Asimismo, son máquinas mucho más prácticas de utilizar. Mecanismo muy sencillo.

Sólo deberás apretar la pistola, y la pintura saldrá. Si se desea cambiar la manera en la cual la pintura sale, sólo se deberá desmontar el aerógrafo y ajustar manualmente para más o menos intensidad.

Aerógrafos de doble acción: Cubren la gran mayoría de pistolas de pintura. De acuerdo a esto, son un sistema un poco más complicado en comparación al anterior.

No sólo deberás presionar la pistola y ya, sino que deberás moverlo horizontalmente hacia adelante o hacia atrás.

En la pistola de doble acción, primero tenemos que extraer el aire, y luego pulverizar la pintura poco a poco.

Al final de cada pasada, dejaremos de pintar y finalmente cortaremos el aire. De esta forma, lo primero y último rociado en cada pistola será aire, lo que evitará que la pintura se acumule en las persianas, y la pintura se seque y bloquee.

Aerógrafos para modelismo

El modelismo es un tema aparte, para el cual necesitamos tener una máquina de pintura ideal. De acuerdo a esto, tiende a surgir la pregunta de ¿Cuál es el mejor aerógrafo para el modelismo?

A la hora de elegir y comprar la mejor máquina, debes tener en consideración varios aspectos. Tales como:

Tipo de alimentación: Normalmente, los aerógrafos se alimentan por gravedad. También hay alimentación por succión o lateral, pero no hay duda de que la más utilizada es la de gravedad.

Las pistolas de pulverización de alimentación lateral le permiten trabajar en ángulos difíciles (por ejemplo, apuntando hacia arriba), pero esto no suele ser muy importante para el modelado.

Doble acción o simple acción: Para modelar, la situación ideal es utilizar una pistola de pulverización de doble acción, es decir, le permite controlar de forma independiente la cantidad de salida de aire y pintura.

Se recomienda este tipo de modelo porque es el más versátil, ya que permite realizar detalles y capas de color base e imprimaciones.

Otra opción es una pistola rociadora de acción simple, que es relativamente fácil, y si solo tiene la intención de usarla para imprimaciones y capas de color uniforme o máscaras ocasionales, puede ser suficiente. Pero, en general, es mejor realizar una acción dual.

Grosor del obturador (boquilla y aguja): Otro aspecto importante en el que te debes fijar, es en el grosor del obturador. Pues, si lo que deseas es un acabado fino (pasteles, cuerpos, madera) necesitarás una boquilla de 0.2mm aproximadamente.

Adquiere un aerógrafo de buena calidad, y que sea capaz de realizar el trabajo que desees.